abrir un bar
Hostelería

Errores comunes al abrir un bar, ¡evítalos a toda costa!

En el mundo de la hostelería, hay una gran confusión popular entre ser un auténtico profesional hostelero y ser una persona aficionada a ir de bares. ¡Sí, como lo oyes! Es uno de los errores comunes al abrir un bar: pensar que si te gusta comer y salir de copas, tienes todo lo que se necesita para montar tu propio negocio de hostelería. ¡Qué gran equivocación!

En el negocio hostelero, como en cualquier otro, hace falta mucho más que las ganas y existe mucha idealización en esa idea de “quiero montar un bar”, ¿a quién no se le ha pasado por la cabeza alguna vez? Pero, ¡mucho cuidado! Para montar un restaurante o un bar que funcione, nos dejaremos en el proyecto mucho tiempo, una inversión potente y muchos, muchos quebraderos de cabeza.

11 errores comunes al abrir un bar

Montar un bar no es fácil y que funcione no es cuestión de azar. Existen una serie de errores comunes al abrir un bar que se cometen todos los días; todos los días hay personas con mucha ilusión y cero planificación que fracasan en su intento y pierden mucho dinero por el camino. Si no quieres ser uno de ellos, ten en cuenta estos fallos y descuidos desde el minuto 1.

Para evitar naufragar, siempre podemos intentar aprender de los errores de los demás.

Necesitas un plan de negocio para montar un bar

¿Quieres montar un bar? Genial, ¿cómo va a ser? En serio, es esencial pensar cada detalle y ser capaces de proyectar mentalmente el local que queremos. Lo primero en lo que tienes que pensar es en crear un buen plan de negocio para montar un bar, un plan que te aporte una idea muy clara.

 

errores comunes al abrir un bar

 

Para no caer en los típicos errores comunes al abrir un bar, hazte muchas preguntas. ¿Vas a servir comidas? ¿Qué tipo de gastronomía? ¿Será un bar de tarde, una cafetería de desayunos, un restaurante de comida mexicana? ¿Qué tipo de clientela atraerá nuestro local?

# Error 1: Pensar que un mismo local sirve para todo

Los bares o restaurantes todo terreno no existen. Y, si existen, no son un buen punto de partida. Nada te impide seguir creciendo en el futuro y ampliando tu oferta pero, a la hora de abrir un bar, lo mejor es empezar con una identidad propia muy clara.

Si por la mañana sirves desayunos equilibrados, al mediodía pones un menú del día con comida tradicional y hacia la noche te pones a servir cócteles chic, vas a confundir mucho a la clientela.

# Error 2: No tener coherencia en la decoración

Este es uno de los errores comunes al abrir un bar y está muy relacionado con el apartado anterior. Si vas a montar un restaurante de comida mexicana, deberías decorarlo con motivos consecuentes. Si sirves comida fusión con un concepto innovador, no tiene sentido que tu bar parezca una tasca. Y si va a ser un bar de copas, no puede parecer una cafetería de desayunos.

Veamos un ejemplo con los taburetes, ¡esos grandes aliados de cualquier bar o restaurante! Para restaurantes con un toque castizo y tradicional, lo coherente sería algo en esta línea:

Taburete Bajo TOURO

Sin embargo, si nuestro local busca ser algo más moderno, colorido y de ambiente urbano, nuestro taburete ideal podría ser de este estilo:

Taburete BÁLTICO

También puede ser que nuestro local pretenda ser vanguardista e ir un paso más allá en la innovación, en cuyo caso un estilo de taburete como este puede ser ideal:

Taburete CEFALÚ

La decoración también ayuda a los clientes a saber qué esperar de tu negocio, así como a sentirse a gusto dentro del local y a identificarse con tu concepto.

Ten en mente un plan de negocio sólido para montar un restaurante coherente.

Cómo analizar la viabilidad de un restaurante

No tener en cuenta la importancia de analizar la viabilidad de un restaurante es uno de los errores comunes al abrir un bar más garrafales, pero también más repetidos.

Abrir un bar o un restaurante no es alquilar un local, montar la cocina y sentarse a esperar, ¡olvídate! Hace falta pensar muy bien, con mucho detalle, cómo vamos a cubrir los gastos, en qué vamos a invertir, cuánto, cuándo, etc.

# Error 3: No redacta un Plan de negocio antes de abrir tu local

Se trata de un documento donde vamos a detallar la rentabilidad del proyecto e incluye datos económicos, previsiones de gastos e ingresos y todos los datos necesarios para estudiar a fondo la viabilidad del proyecto.

# Error 4: Ni tampoco un Análisis DAFO

Este nos sirve para analizar las características internas, nuestras debilidades y fortalezas, y la situación externa, las amenazas y oportunidades.

Es una forma sencilla y estructurada de situar nuestro nuevo negocio en el mapa, es decir, darle un contexto sólido.

# Error 5: Pensar que un bar lleno siempre es un bar rentable

Si no conocemos el coste real de nuestros productos ni los gastos asociados a nuestra actividad, ¡podemos perder dinero con el local lleno! El desconocimiento del negocio puede llevarnos a la peor de las situaciones: a mayor facturación, ¡más pérdidas!

Si quieres saltarte los errores comunes al abrir un bar estudia en profundidad tus productos, las recetas, las materias primas y los costes fijos y variables para poder establecer unos precios adecuados que nos generen beneficios.

Si ya sabes cómo analizar la viabilidad de un restaurante, estás un paso más cerca de montar un local que funcione.

Cómo elegir el local ideal para tu bar o restaurante

¡Oh, las prisas, qué gran enemigo del hostelero!

Es comprensible que quieras montar tu bar ya, que hayas tenido la idea, reunido la inversión y que no quieras esperar ni un día más para empezar tu proyecto. Sin embargo, escoger el local erróneo por las prisas nos puede acarrear muchos problemas.

Aunque sea engorroso, lo mejor es esperar el tiempo necesario hasta que aparezca el local adecuado, aunque elegir el local ideal para tu bar o restaurante pueda demorar el proceso más de lo que te gustaría.

# Error 6: No saber cómo elegir el local ideal para tu bar

Para empezar, elige la zona que mejor te venga. Que tu restaurante o bar esté bien situado no siempre quiere decir que esté en pleno centro, sino que sea una zona habitual para tu cliente objetivo. ¿En qué barrio tendría más éxito tu idea de negocio? ¿Dónde ves que pegaría más?

Para no cometer otro de los errores comunes al abrir un bar, asegúrate de que el local que escojas tiene toda la documentación en regla y de que las instalaciones básicas están en buen estado -la fontanería, la instalación eléctrica, la salida de humos, et-.

 

abrir un bar

# Error 7: Creerse las gangas

A veces vemos auténticos chollos de traspasos de locales, pero no hay que fiarse. Piensa que por algo será. Algunos locales “están malditos”, es decir, llevan años cambiando de manos por cualquier tipo de problema y a veces es verdaderamente complicado quitarse esa maldición a ojos del público.

Si no sabemos cómo elegir el local ideal para montar nuestro negocio, estaremos perdidos en un mar de dudas que nos puede llegar a salir muy, pero que muy caro.

¿Cuánto cuesta abrir un bar?

Venga, cogemos un local, lo barremos y la semana que viene, ¡inauguración! ¿A qué te suena esto? Efectivamente, a un error desastroso. ¿Sabes cuánto cuesta abrir un bar o restaurante? ¿Has pensado bien en tu inversión inicial?

Para conseguir que un negocio hostelero sea rentable, vale la pena hacer una buena inversión inicial y dejarlo todo a punto antes de abrir las puertas al público. Ahí van dos consejos muy útiles si quieres huir de los errores comunes al abrir un bar:

# Error 8: No invertir en maquinaria básica de calidad

La maquinaria es un “detalle” que a algunos emprendedores olvidan a la hora de calcular cuánto cuesta abrir un bar o un restaurante.

Quizá necesites una cocina industrial, unos cuantos electrodomésticos de frío, expositores, un buen menaje… Todos estos elementos, básicos para el funcionamiento de tu restaurante, tienen que estar a punto antes de abrir.

# Error 9: Contratar a la persona que menos cobre

Si tu idea para reunir al equipo de empleados es captar a los que estén dispuestos a cobrar menos, ¡te vas a hundir! Tus empleados son la cara visible del negocio, y si los sueldos que ofreces son bajos, atraerás a los peores profesionales que, además, trabajarán a disgusto y con una productividad muy baja.

Ni que decir tiene que optar por contratar a tus amigos y familiares solo por serlo tampoco es una gran idea. Lo que necesitas son auténticos profesionales que hagan de tu bar o de tu restaurante un lugar eficiente y agradable.

Análisis de la competencia de un restaurante

A la hora de abrir un bar, una de las primeras cosas que tendrás que hacer va a ser pararte a observar: ¿Qué ves a tu alrededor?

Solo conociendo a la competencia, sabiendo cómo son los locales hosteleros cercanos al tuyo, podrás desarrollar un negocio coherente con la zona en la que se encuentra.

# Error 10: Imitar a los bares de alrededor

¡Ojo! Que los bares que hay alrededor del tuyo sean de determinada manera, no quiere decir que tengas que imitarlos. De hecho, lo mejor que puedes hacer es destacar entre la competencia y aprender cómo diferenciarte.

Para eso, puedes elegir una temática concreta para tu local, un menú poco convencional, organizar eventos y fiestas, ¡lo que sea para destacar entre la multitud hostelera!

abrir un local de hostelería

# Error 11: No saber quiénes son tus vecinos

Si quieres hacer un buen análisis de la competencia de tu restaurante para montarlo con cabeza y con una buena planificación, fíjate en todos los negocios que están en la zona y saca conclusiones.

Antes de terminar, queremos regalarte un tip extra para que nada falle en los cimientos de tu proyecto, porque evitar todos los errores comunes al abrir un bar es esencial para empezar con buen pie.

# Extra tip:

Antes de que el local abra, ¡crea expectativas en las redes sociales! La presencia digital es esencial para el éxito de un local de hostelería, así que no olvides poner a funcionar tu web, blog y perfiles en redes para que tu estrategia de marketing digital atraiga las miradas de tus futuros clientes.